viernes, 30 de julio de 2010

La Complutense: Educando en Valores el día sin bañador


La Universidad Complutense de Madrid ha decidido colaborar con la Asociación para el Desarrollo del Naturismo de Madrid, ADN, en la celebración anual del “día sin bañador”. Por motivos de conveniencia de la Universidad la celebración se aplazará dos semanas, hasta el domingo 1 de agosto.

Con la implicación de la Universidad la aceptación y dignificación de la natural desnudez pasa por fin a formar parte del compromiso educativo de nuestras universidades. Si bien la Universidad de Valladolid ya colaboró con ADN en la edicción de un concurso de relatos cortos de temática naturista, esta el la primera vez en la que podemos celebrar un acto en desnudez en colaboración con una universidad, como se viene haciendo desde hace años en otros países.


El objetivo de este día es eminentemente educativo por cuanto pretende transmitir a la sociedad el valor del ser humano tal cual es, previo a cualquier aditamento posterior. Es por ello que la labor de la Universidad se juzga absolutamente imprescindible. Demos por tanto la más efusiva enhorabuena a nuestros educadores, que una vez más no se limitan a dar una mera formación técnica a sus alumnos, sino que abren las puertas a grupos educativos para que los estudiantes que lo deseen puedan ampliar su formación en el terreno de los valores.


¿Y cuáles son estos valores que podemos aportar los Naturistas a los universitarios y a través de ellos a toda la sociedad? Sin pretender agotarlos en este artículo se me ocurren los siguientes:
- Los beneficios para el medio ambiente, la llamada disminución de la “huella ecológica”. No uses ropa en verano en casa y evitarás tener que poner aire acondicionado, y lavarás menos ropa.
- Los beneficios de cara a la aceptación del propio cuerpo, en una sociedad en la que cada vez más gente se opera para ser aceptada. La anorexia y la bulimia están al orden del día entre nuestros jóvenes. Los cuerpos perfectos son casi los únicos a los que tienen acceso nuestros universitarios por el mundo de la publicidad.
- Los beneficios para el combate del machismo que convierte el desnudo de la mujer en objeto de consumo del hombre o incluso en su propiedad. Se está retrocediendo en la llamada igualdad top-free. El llamado top-less pasó de ser una reivindicación de igualdad a una moda, y a partir de ahí ha ido disminuyendo.
- Los beneficios para la formación de la juventud y de la infancia. Es verdad que en España y en muchos países de Europa está ampliamente aceptada la convivencia en desnudez en el seno de la familia. Pocos dudan de que es sana para una equilibrada formación del menor. No se deben crear en los niños fobias (miedos irracionales) al desnudo. Pero aun así, se sigue escuchando como único mensaje contra la desnudez la frase ‘¿no ve que hay niños?’.
Una educación que censura el cuerpo conduce a nuestros jóvenes a muchos de los problemas que hoy tienen.
Con una correcta educación conseguiremos que la siguiente generación no tenga traumas de adolescencia debidos al desconocimiento del cuerpo humano, que no tenga problemas derivados de la falta de aceptación de su propio cuerpo, que no esté sometida al comercio del desnudo y que se sienta parte de una naturaleza que necesitamos conservar con urgencia. Nuestros jóvenes, en un mundo globalizado, deben aprender a respetar la diversidad de cuerpos y de razas, rechazando los moldes de perfección que se les imponen desde el mundo publicitario así como el sentido del pudor generado por erróneas interpretaciones religiosas.
Los Naturistas tenemos que decir muy alto y muy claro que es obligación de los padres y de los educadores educar a sus hijos en la dignidad del cuerpo humano.


El día 1 de agosto, en la Piscina de la Complutense, conviviremos gente normal sin ropa con gente que aún no ha asumido la normalidad de su cuerpo debido a una formación equivocada. Algunos de ellos probarán a quitarse el bañador, y otros aprenderán a respetar todas las formas de bañarse. Aprenderán que, si nada había de raro en compartir su desnudez en los vestuarios segundos antes de entrar a la piscina, nada cambia tras pasar la puerta que conduce a la piscina. Que la sexualidad nada tiene que ver con la desnudez. Muchos y muchas se darán cuenta de que usaban esa prenda inútil por costumbre, y nada más, porque no se lo habían planteado. Se informarán de que nuestros gobernantes carecen de potestad para obligarnos tanto a vestirnos como a desnudarnos.
El día 1 de agosto comenzará, quizás, una nueva etapa en la piscina de la Complutense, o al menos en los planteamientos de muchos de nuestros universitarios respecto a la histórica criminalización y/o comercialización de la desnudez.
¡Enhorabuena a la Universidad Complutense
!

Foto: Piscinas Municiples Picornell, en Barcelona.

Todos los datos sobre cómo participar en:
http://www.naturismo.org/adn/eventos/10dsb.html

1 comentario:

Anónimo dijo...

una pena que ese dia no este aqui en madrid, si no estaria alli el primero. espero se repita el año q viene